jueves, 5 de noviembre de 2009

Libidinizacion del saber

El ser humano es un sujeto social,en continua interacción con un otro que lo resignifica y le da sentido a sus prácticas.Por tal cuestión,el niño o el adolescente,lo que busca en su afán de aprender,no es tanto el deseo de acumular información y ampliar sus saberes,sino la valoración exterior de sus progresos, conduciéndolo a una satisfacción interior,que actuará como motor de nuevos desafios.Y para esto justamente,es que se hace necesaria la presencia de una relación entre niño y adulto donde se proceda a una "libidinizacion del saber"por parte del adulto que promueva en el niño la intriga,la curiosidad,la exploración activa y sistemática,la "necesidad" de poder sumergirse dentro del mundo alfabetizado para poder conocerlo,comprenderlo y actuar en él de manera activa y problematizadora,resolviendo diferentes desafios y llegando a obtener las herramientas necesarias para producir otros nuevos. El lugar que el adulto ocupa en la tarea de enseñanza-aprendizaje es el de informar,poner en practica,y acompañar el aprendizaje del niño o el adolescente,valorando sus logros,reforzando saberes y promoviendo la búsqueda de otros nuevos,pero siempre teniendo en cuenta los contenidos que "deben" aprender en directa relación con los intereses que "desean" ampliar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada