domingo, 29 de noviembre de 2009

MODOS DE CONCEBIR AL OTRO

Concebida la educación como el modo privilegiado con el cual cada sociedad implementa la produccón de subjetividad,es insoslayable que el lugar del otro humano no sea simplemente accesorio para la transmisión de información,sino el caldero mismo donde se generan las premisas que definen los modos de instituirla.

Afortunadamente las razones que llevan a los cuidados precoses no estan definidos por premisas utilitarias sino morales.No solo se alimenta a un niño para que no muera,sino porque el adulto se identifica con el sufrimiento que el hambre le produce.Se lo abriga no solo porque se puede enfermar,sino porque se pretende que se sienta confortablemente instalado en la vida.Los motivos mkorales y el placer son condiciones mismas de la humanización,y el niño no nace reducido a un cuerpo biológico,sino provisto ya de un sistema de representaciones que el otro brinda. La educación,concebida entonces,como proceso de producción de subjetividad y no solo como rectificación o impartición de habilidades,implica a quien la ejerce mucho más de aquello que supone transmite. Debajo de cada aprendizaje,de la impartición de conocimientos,se perfilan modos de concebir al otro no solo en su valor presente sino en el proyecto al cual se lo destina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada